tan llenas

13 oct. 2012


NUNCA VOY A ESTAR SOLO


…los que golpearon puertas, 
los que cerraron ventanas, 
los que caminaron por el piso de arriba, haciendo temblar las tablas, 
los que subieron y bajaron escaleras, muertos de ansiedad, 
los que se apropiaron de una porción de la casa de la abuela, 
los que hicieron sonar el teléfono en las madrugadas de tormenta, 
los que dejaron mensajes en celulares perdidos, 
los que sacaron la lengua en la foto, para velarla, 
los que te miraron desde el espejo, muy enamorados, disfrazados en tus facciones, para disimular, 
los que apagaron velas, de pura resignación, 
los que susurraron que tuvieron un día de mierda, acostados a tu lado, olvidando, en la frustración, que ya no había polvo para la reconciliación, 
los que te tocaron un tobillo en el cine, cagados en celos, 
los que te acariciaron los huevos, para darle argumentos a la perversión, 
los que dejaron una carta concisa y reveladora escondida en ese libro que nunca más vas a abrir, 
los que se divirtieron con tu perro, porque se sentían solos, 
los que lloran en el baño de un bar, vestidos de mamarracho, en un graffiti provocador,
los que intentaron darle forma a tu nombre, tallando en maderas que terminaron en la hoguera, para financiar el asado de la razón, 
los que viajan siempre en el baúl, porque tarde o temprano aceptás ser miembro de la mafia y salís a destrozar:
y siempre son miradas,
que es lo único que cuando se rompe no se puede arreglar, porque el divorcio de pupilas quiebra el dique y produce inundación: agua que se contamina y se estanca, sin sol para convertirse en lluvia; sin lluvia para ahogar las ganas de ya no convertir el hielo en días por llegar: manantiales que no existen y crean el desierto oscuro y tan lleno de luz en el que se elevan mis torres más altas, con el duelo exiliado en la terraza,
y tan llenas
llenas,
llenas
de fantasmas.

0 Diálogos: