horario estelar

2 sept. 2012


SÓLO EN LOS PEORES CINES


Compraron el merchandising oficial de mi vida,
y después la piratearon,
y sacaron las figuritas, 
sin escucharme cuando dije que no llené el álbum;
colgaron el póster en la puerta de una habitación llena de colores,
buenas intenciones,
trampa,
refugio,
eternidad; 
borraron los planos,
le pusieron mi nombre a la avenida principal,
un monumento a quien fue mi mejor amigo,
un museo para la persona que nunca dejó de mirarme a los ojos, 
una plaza para mi asesino,
un maxiquiosco para mamá y papá,
para comprar golosinas,
y luego entender,
con infinita tristeza,
que tarde o temprano dejaran de valer tan poco las monedas,
de pronto,
llorar;
acomodaron las letras con profesionalismo,
para no cambiar la cartelera,
para contar la anécdota del cine que se cae a pedazos,
para que alguien se enamore de la posibilidad
de haber nacido en otra época,
o en otro lugar;
crearon el rumor,
lo esparcieron,
dijeron que quizás yo era real,
que había una foto, 
borrosa,
en la que se me veía,
un video, en el que saludaba,
mirando a cámara,
como si eso fuera lo más común del mundo,
como si no supiera lo que se supone que debería saber;
escribieron esta nota, 
y hablaron de ellos mismos,
en el espiral
de escribirse,
escribiéndome,
que es escribirte,
porque si soy la primer persona,
al leerme,
te transformás,
transformando mis motivaciones,
para que entiendas,
de una vez
y para siempre,
lo que es 
no poder
escapar.

0 Diálogos: