alarmas

2 sept. 2012


MALAS NOCHES PARA VOS TAMBIÉN


¿dónde quedó lo que soñé aquella vez?
¿un pozo?
¿una caja?
¿acaso lo subí a la casa del árbol que nunca tuve?
¿cuándo será presente, otra vez?
¿estoy cavando?
¿estoy rompiendo cerraduras con poco profesionalismo, despertando a los vecinos, haciendo sonar todas las alarmas?
¿estoy escalando?
¿qué conciencia va a imponerse?
¿voy a poder mirar, 
entendiendo al niño,
entendiendo la mirada de haber entendido,
entendiendo al joven,
presintiendo,
en ambos casos,
el cadáver, 
la piel reseca, 
los párpados caídos,
la ausencia de pelo,
los dientes amarillentos,
la espalda doblada,
la camisa desgastada,
la incertidumbre,
plena,
de vida
de muerte,
hamacándose en las pupilas,
sin más ambición
que no bajarse de la hamaca
y quedarse en el parque,
bajo el sol
(la oscuridad),
hasta que alguien diga que se hace tarde,
que nos espera la cama,
una historia,
la soledad
(nunca nada tan bello)
del cuarto
y un beso
de buenas noches?
“y que sean malas,
porque fueron las mejores, mamá”
¿dónde quedó
mi
despertar?

0 Diálogos: