(desumente)

2 sept. 2012


NO ES DE ELLA
y no es de nadie


Ella hace dibujos en la tierra,
cautiva,
y adivina universos lejanos, 
tejidos con la misma complejidad que el que habita:
el capricho, salpicado,
de alguien muy enfermo
de 
soledad,
alguien que inventa idiomas, para sorprenderse,
con iconogramas que no significan nada,
hasta que florece la trampa
(tentación);
hasta que florece el sentido,
o la tristeza más infinita,
todo símbolo es una letra,
toda vida es una sesión,
(de espiritismo)
y la palabra final siempre queda suspendida,
inconclusa,
con la llegada de la luz,
que mata el trance de la vulnerabilidad,
mientras ella no se detiene, 
y admira su obra,
cada vez más enamorada, 
de su mente,
que la atraviesa,
que sabe que no le pertenece,
que es otro
(u otros),
y focaliza, en cada detalle,
con la certeza de que lo mundano,
lo aceptado,
es la prueba determinante
de que todo lo mundano,
y lo aceptado, 
atenta 
contra 
lo 
natural.

0 Diálogos: