de reojo

12 feb. 2012


ME GUSTARÍA QUE MIS OJOS TUVIERAN EL PODER DE PRENDER FUEGO LO QUE LEO


Observo tembloroso, de tanto estar entero, escondido entre las sombras, evaporando paranoia y apretando los puños; presintiendo de antemano el fracaso de mi intención de mostrarme despreocupado, valiente, dueño.
Mi intención de mostrarme amigo.
Amigo de la noche.
Del peligro.
Pero el sólo hecho de asociar la noche con el peligro me vuelve una parodia de mi mismo… Porque veo los rostros duros y fascinados de los que no enfrentan nada.
Nada más que la dureza
y la fascinación.
Veo los rostros que me miran de reojo, que no detienen sus conversaciones cuando pasan cerca, que no van a dedicarme una reflexión tardía, cuando se encierren en sus casas.
Probablemente porque no se encierren en sus casas.
Veo los rostros iluminados, que aún no alcanzan a explotar.
Todo el potencial de la destrucción.
Y la soledad.
Todo 
el 
potencial.
Y ya soy un poco extranjero de ciertos lugares. Porque conquistar unas tierras es abandonar otras.
-No me preocupa que maltraten el césped de mi antiguo jardín. No me preocupa que allí se festejen fiestas. Que allí se cometan asesinatos. Que allí haya orgías, bailes y excesos desenfrenados… Sólo me preocupa que mi antiguo jardín me haya olvidado.
No se trata de ser algo para alguien, sino que alguien para algo.
¿no?
Todo 
este
algo.
Observo tembloroso, de tanto estar entero, escondido entre las sombras. Y sé que no estoy haciendo más que observarme. 
Le doy un sutil 3D a una caricatura clásica, ya gastada desde mi infancia. 
Todo lo que no comprendí, lo que no podría haber comprendido, lo que siempre supe que sería así.
Yo, mirándome de reojo.
Dos veces.
El cuadro se completa, con la muerte del artista.
La 
Prematura 
Muerte
Del
Artista
que es la eternidad del espectador.

1 Diálogos:

Hombre Polilla dijo...

No se trata de ser ALGO para algo, sino que alguien para ALGUIEN...
A todos nos gusta ser espectadores, pero más nos gusta ser parte de la historia.