eco del eco

18 jul. 2012


"El disco que usted tiene en sus manos fue grabado en un sótano embrujado"


Descubre el cassette,
una cinta vieja,
hasta el momento olvidada
y sabe que siempre tuvo un plan,
que esas palabras,
conversaciones,
conjuros,
presagiaban más que anhelar,
y se deja hipnotizar,
por el mejor de todos los chamanes,
El AHORA,
YA,
su voz, replicando,
espiando 
con la pasión del que sabe que está cumpliendo el rol,
la sutil paciencia,
del cazador,
que tiene una meta y no un crecimiento indefinido:
entiende que el niño,
muerto-vivo,
nunca le soltó la mano,
entiende que el mundo nunca fue uno,
se pregunta dónde habitó:
“en el TIEMPO,
única morada real”,
pero las risas, amplificadas,
con el ruido de lo que nunca vamos a descifrar 
(eso que se llama silencio),
festejan un ritual que es luz,
posible eternidad,
capturada,
en traición,
piensa:
siempre fui y seré
presa;
rebobina para dar PLAY,
y se ríe por el sistema enmohecido, 
por el progreso,
que volvió fósil la metáfora,
quitando el símbolo para activar,
quitando la advertencia
para colocar un vistoso cartel:
BIENVENIDOS AL MUNDO
DE LA PIEDAD
“nunca vamos a entender que se trata de una aventura”,
escribe
(o escribe que lo escribe (entre paréntesis) para homenajear a su mejor amigo)
seguido de:
“lo volvimos algo similar a ir a pagar un impuesto…”,
y suspira,
y se escucha suspirar, 
en armonía perfecta,
lúcida, 
conciencia de todo acto en analogía,
cuando la fantasía se arruga,
se pliega sobre sí,
se enamora:
el beso de la epifanía,
y se deja seducir,
por todo el terror
y la melodía 
de esas frases,
tan frágiles
insoportablemente sólidas,
y se siente más sabio,
pero por saber apreciarse,
escucharse,
aprender,
“que mañana voy a leerme,
y voy sentirme igual”
((hola,
espero que no estés tan mal))
((sólo lo suficiente,
como para volver a grabar))

0 Diálogos: