Cuchillos en la oscuridad

27 ago. 2011

DOS LUNAS





Es otro lugar, que no es ningún lugar, que está al norte del sur del oeste de la nada, justo donde se terminan los planos, donde no llegan los telescopios. Hay esculturas antiguas o modernas, es lo mismo, da igual. Es una ciudad perdida, ruinas, paz. Brilla la luna y el reflejo dice que son dos, las constelaciones no sirven de guía: ahora forman un perro, luego un conejo. Las estrellas no escriben tu futuro, se divierten, envejeciendo, estallando.
Es otro lugar, con viento frío, pero sin abrigo, con hoteles abandonados, llenos de personas, que no se repiten, que son una única vez, que hablan un idioma que no es el tuyo, pero te pertenece.
Es otro lugar, donde las calles son amplias, con gritos de locura, con muerte, con cuchillos en la oscuridad: es un lugar peligroso y siempre vas a parecer un extranjero.
Es otro lugar, donde las paredes conservan charlas, donde los asesinos brindan y hacen apuestas, donde los brujos juegan a las cartas y fuman pipa. Nadie te conoce, no sabés cómo llegaste.
Una minita te guiña un ojo, parece conocida, nunca la viste.
No sabés cuándo perdiste el control, no sabés quién decidió que ese sitio era para vos.
No hay puentes, no hay trenes, no hay nadie a quien llamar. En la Ciudad Oscura sólo se camina.
Empezá a disfrutarlo; siempre estuvo a un paso.

0 Diálogos: