ouija acoplada

13 ago. 2012


NO ES CASUALIDAD QUE SI  LLAMÁS A TU PROPIO TELÉFONO TE DE OCUPADO


Todos los fantasmas son yo,
expandiéndome,
desenfocado,
un poco envejecido, 
con el rostro duro y cadavérico,
la barba en amenaza,
pequeñas antenas,
susceptibles,
nervios,
atravesando mi piel,
queriendo tocar,
romper,
más,
o brillante,
como la primera vez,
con el sudor del génesis,
la sensación en las pupilas,
el grito contenido,
la furia,
feroz,
contenida:
enamorado/ afónico/ alcohol:
drogas-
saturar;
¿culpa?
¿curiosidad?
estoy agonizando, 
mientras me veo temblar,
después de la pesadilla en la que me intuí,
parado en la puerta,
con algo para decir,
demasiado emocionado como para hablar:
¿recordás el miedo 
y
la ansiedad?
empiezo a buscar,
al tiempo que me inclino sobre mi reflejo,
para susurrar
que valió la pena
y lo volvería
a
intentar:
todos mis yo son fantasmas,
el grito de otro
en
la oscuridad.

0 Diálogos: