(completo)

14 ene. 2013


ESCRITO EN UNA MESA



Y, borracho,
soñé que no nos habíamos ido del bar 
y a la cuarta copa le siguió una quinta
jamás la cuenta
jamás mirarnos para apagar
para decirnos
mudos
que si seguíamos la podíamos cagar
seguíamos
y pasaba 
lo que tenía
que pasar
cuando todo se hacía inconsciencia
de la forma más pura
dejando un blanco
para recordar
un telón que cae como una bandera
en son 
de
paz
“no estoy intentando lastimarte
soy así
al
natural”,
y podíamos lograr ese milagro
que tantos kilómetros nos hizo caminar
/llorar
/gritar
poder congelar el momento
hacer que no quede nadie contando
desaparecer al futuro
a esa voz
que somos nosotros
cuando miramos para atrás
nos aniquilábamos
porque basta con cortar una de las puntas
para que la mesa
pierda el equilibrio
y los naipes
se desrumben
llenando lo que fue mi hogar
con reyes y caballos
con espadas y oro
con la muerte volviendo a la vida
y poder irnos así
en movimiento
en un espiral
(completo)
quizás eterno
saber al fin
que todo lo hicimos
para llegar hasta esa noche
y poder desgarrar el traje
sacar lo cosechado
volcar las golosinas recaudadas
porque sólo fue un Halloween
una excusa para asustar
y empezar a no saber si hubo un comienzo
empezar a terminar
hasta ser un micro-sengundo
y me intriga pensar
si voy a estar hablando
o si vos vas a hablar
me intriga pensar
en la palabra que me expulse
que sea disparador
la última
¿será una palabra que conozca?
¿quedaré anodadado?
¿sonreiré?
y veo que te distraés
como si te fuera fácil escapar
y quizás no estás en mi cabeza
quizás puedo parecerte intrascendente
y tengo la urgente necesidad
de que me mires
porque no quiero que así sea 
la eternidad
y te digo lo primero que se me viene a la mente
para hacer que no entiendas
para dejarte muda
para cerrar el círculo
por pura trampa
de
la
causalidad:
“y, borracho,
soñé
que no nos habíamos 
ido 
del
bar”.

0 Diálogos: