vos tampoco existís

17 may. 2012


LUCIFÉRNAGA


Rompo la sintonía,
desenchufando los cables de tus palabras intermitentes, que se quedan congeladas,
en un eco eterno,
arruinando la historia que esperabas contarme
porque tanto no importa
o será que importa más la mía,
y así perderte,
siempre
para sacar tu cadáver de las profundidades, 
en cada meditación nocturna,
imaginarte
lavar los gusanos y cuidarte,
como una momia,
o como una diosa,
sin la posibilidad de desterrarte,
o guardarte 
bajo siete llaves.

Y pienso en la tarde en que perdí una apuesta,
cuando tuve que ingresar a la casa embrujada, solo
con el corazón escondido, entre las bolas, 
con las bolas anudando 
cada
respiración.
Me pregunto qué hacías, mientras yo casi moría,
qué mirabas,
mientras las sombras me ocultaban,
qué escuchabas,
cuando el silencio me devoró,
qué esperabas encontrar,
cuando yo sólo pretendía salir.

((¿o fui la reacción, de algo que te sucedió?))

¿soñaste mis pesadillas?
¿fue tu voz el portal?

¿fui una imagen evocada, sin sentido, en alguna tempestad?
¿fuiste el fantasma de mi cuarto, espiando, con toda tu curiosidad?

Rompo la sintonía,
pegándole un tiro a todo el sin-querer, 
que nos tejió,
para vestir el traje de la novela que nos parió,
destrozados y perdidos,
esperanzados
cuando era otra cosa
cuando creía que mis anécdotas eran una buena historia,
cuando me entretuviste,
con cada fracaso personal,
cuando compartimos la piel de gallina de no entender,
de percibir la novedad
como todo lo que vendrá,
¿y lo que vino, lo que se fue, 
lo que no volverá?
¿dónde queda toda esa sorpresa sin explotar?
¿dónde encontrar las líneas dedicadas a cada tonta,
estúpida,
e insignificante posibilidad?

¿y si no nos encontráramos, 
qué hechizo, perdido,
nos volvería a encontrar?

Rompo la sintonía,
quizás porque imito tus pasos, 
o porque me vas a reflejar,
tentando a los siete años,
de desgracia y final.

…cuándo sólo seamos vacío, 
¿qué habrá detrás?

0 Diálogos: