Eso no.

5 dic. 2011


LAS MEJORES OLAS


Yo me emborracho solo, en casa.
Y es increíble lo cerca que están algunas cosas… Porque puedo escribir sobre extraterrestres cargados de nostalgia, con armas que vienen de Plutón y te dan risas con lágrimas. Puedo escribir sobre viejos que mueren mirando bajo la cama, en mundos destruidos y futuros mal dibujados. 
Puedo escribir sobre minitas con el corazón re garchado; sobre niños con súper poderes. Puedo escribir sobre saltar en paracaídas al centro de un volcán; sobre hacer surf en la concha de tu hermana. Puedo escribir sobre andar en bici en el patio de la casa de Poe; sobre drogarme con mis músicos favoritos, todos en una sola habitación.
(sería lo peor de lo peor)
Puedo escribir sobre morir, perder, explotar, matar, renacer, escribir y morir, de nuevo.
Puedo escribir sobre extraviarme en el bosque del ocaso de la Imaginación; sobre encontrarme en el castillo siempre mágico de la Magia. Puedo escribir sobre mutantes enamorados, vampiros cancheros, zombies revolucionarios.
Puedo escribir sobre vos, y sin hacer trampa, mirándote a los ojos.
(¿ves algo dentro de la galera? Bueno, mirá de nuevo…)
Puedo escribir sobre lo que va a venir, con pájaros de terror cubriendo nuestro cielo, con elefantes de acero rompiendo la pasión. Puedo escribir sobre batallas épicas, epidemias zarpadas, Apocalipsis coloridos, pesadillas adictivas, desenlaces abiertos, sin desenlazar.
Puedo escribir sobre ser una mosca, parada sobre la botella que separa a dos tipos que ríen cómplices, pero que pronto se van a odiar… Puedo escribir sobre eso… Pero no podría, jamás, escribir sobre una pelea en un bar.
Porque yo me emborracho solo.
En casa.
Es increíble lo lejos que están algunas cosas.

0 Diálogos: