heroínadecómic

8 nov. 2012

HERMOSOS ESTAFADORES


Estoy entendiendo que los temas que hoy desgasten mis esquizofrénicos pasos serán la melodía que mañana me acorralará, sonriendo filosa, estirando las garras, invitando a jugar a ese juego tan estúpido que hoy me vuelve a tentar, ese que consiste en levantar apuestas con las anécdotas que divagan perdidas, desafiando a los gritos, parado sobre la mesa del casino al que todos los que nos excedimos vamos a morir, en manos de hermosos estafadores y strippers que desnudan tu corazón, para besarlo y luego arrancar, y unos tipos gordos, de seguridad, con lentes negros y con idénticos rostros de robot, corren, partiendo cráneos, rompiendo la espalda de ese joven que aún tiene la cara llena de acné y ama la soledad, rompiendo la rodilla izquierda de esa piba que se pasa de merca para poder sentir que aún es la heroína de ese cómic que ya hace mucho se escribió y podría importarte un poco si no estuvieras tan exquisitamente borracho y con tantas ganas de dejar tus fichas desparramadas por ahí, para que se pongan en juego los souvenirs, los portarretratos, los adornos, los libros y los discos de algún otro, porque los tuyos se van desvaneciendo y mientras la acumulación se vuelve princesa en el castillo de la vida, el vaciamiento sigue construyendo los túneles que se desprenden del sótano: ese laberinto mágico y terrible en el que me voy a adentrar, bajando peldaño por peldaño, cuando, finalmente, lo crea necesario y quiera dejar de escuchar
mis pasos:
el eco
que viene
y va.
va
va
va

0 Diálogos: