trompetasdesdeelaltillo

9 may. 2013


LLAMADOR DE ASESINOS


Puertas cerradas
y perdí mi campana
¿cómo invocar a mi asesino
cuando más
lo necesito?
veo los restos

de robots de juguete
el futuro es un pasado
que se calcina bajo el sol 
que sueña y se obsesiona
con quemar
con borrar la evidencia
o robarla
para no olvidar
para que sea el fuego
la
novedad
el descubrimiento visagra
siempre un antes
y 
un 
después
liberados sus brazos
y abrace 
susurrando al oído 
los argumentos de la ansiedad
para que vuelvan a ganar las cenizas
pero nunca
la intensidad
porque de eso depende
escribir otra página:
si el primer incendio no es mortal
la diversión se transforma
en
algo más
y asusta
o te enamora
como el día que ardés
por
primera vez
y sobrevivimos puertas adentro
porque los árboles
ahora
tan inflamables
son un buen lugar
para habitar
para envejecer
para sonreír llorando
para perder
el vientre donde se gesta el vientre
que
vendrá
tan adentro y tan lejano 
que el calor es una ilusión
una estrella muerta
hace décadas
un color grabado
en la retina
herida
ciega
destinada a proyectar
los últimos diez minutos
y nada es el clímax
si no hay 
un amigo caído
un corazón roto
un triunfo en la oscuridad
en el solitario 
y maravilloso mundo
de las hojas arrancadas
que viven libres
fugitivas
de cualquier
inquisición
creando sonidos
acariciando al viento
en la fricción:
los susurros
las campanadas
que me llaman
alejándome de casa
para que mate
o para que me deje matar
convertir mi hogar en ese fuego
que choque al fuego
en un beso
creando el neo-febo
que ilumine
otro nuevo intento 
de
humanidad.

0 Diálogos: