18

23 jun. 2011

LEVANTÁS LA MANO PARA IR AL BAÑO


Luego de dieciocho años de exhaustiva desmotivación el adiestramiento da por frutos un ser humano incapaz de desprenderse del modelo educativo.
El hombre, ya adulto, incapaz de desligarse de lo absorbido se vuelve adicto a cumplir con las tareas, a escuchar a profesores por los que no siente el menor respeto, ni empatía, ni admiración con tal de poder asegurarse el estímulo positivo de sentirse superado al ser conciente de su potencial ante la autoridad: el nivel de acción queda reducido ante la embriaguez llena de satisfacción adolescente que da la certeza absoluta de confiar en la revolución como condimento utópico en la charla de bar.
[se ha observado que los testículos se agrandan y las hormonas se alborotan y disfrutan ante el grito, el despotricamiento y la queja sana y pacífica que contribuye, del mismo modo sano y pacífico, a la consagración del orden establecido]
El hombre, ya adulto, retomando, se vuelve adicto a tener pequeños recreos que le sirven para espiar por los agujeros del muro. Si bien el deseo de estar afuera es grande más grande es la urgencia de volver al banco, al compañero de banco, al cronograma que dice que hoy es matemáticas y mañana literatura. Resultante indiscutida: la estructura es todo.
Existe la desobediencia, porque el hombre, ya adulto, se vuelve adicto a “hacerse la rata”, condición a veces necesaria para que comprenda lo inoperante que se vuelve el tiempo cuando la actividad es nula: el hombre ya adulto interpretó que el tiempo no usado en clases o aprendizaje de manual es tiempo perdido. Esa culpa queda enmarañada en la médula espinal, infiltrada, y jamás detectada por el psico-organismo como un ente invasor.
El hombre, ya adulto, se relaciona con la violencia heredada por las horas extracurriculares cargadas de ejercicio físico: gana el fuerte, se humilla al débil. El deporte es divertimento. El hombre, ya adulto, memoriza, se enferma de nervios, busca, diciéndose no buscarlo, la aprobación, el diez, la mejor nota, el pase directo a la comodidad de poder sentarse en la primer fila (pero estando en la última) para leerse a si mismo como menos miserable; para sentirse un poco más.
El hombre, ya adulto, se sigue burlando de la religión, por miedo.
El hombre, ya adulto, se dice, como siempre, que pronto llegará el momento en que tomará las riendas, que será en breve, que es un ciclo, un pequeño sacrificio, que ya falta poco.
El hombre, ya adulto, jamás supera sus primeros dieciocho años de vida. Y de pronto, ahí, en el rincón del aula, dónde solía haber un chico dormido, hay un anciano muerto.
Por eso todo huele a podrido.   

88 millas por hora

22 jun. 2011



Quiero recordarte esas películas que viste más de mil veces, que piensas un rato en tu personaje favorito y trates de imaginarlo agonizando, en la cama de un hospital, contándole a sus nietos la serie de peripecias que conforman esa trilogía que casi te sabés de memoria.
Imaginate que Marty McFly es real.
Quiero recordarte las tardes con los video-juegos. Vos eras Dios; había vidas para malgastar, una misión, muchos enemigos divertidos.
¿Alguna vez pensaste que Mario jugaba con vos tanto como vos jugabas con él?
Quiero recordarte a tu primer banda, cuando entendías el sentimiento de empatía absoluto, cuando los acordes eran nuevos cada vez y demasiado familiares al mismo tiempo.
El tema seis de ese mítico disco de los Doors, en el minuto 2.43, siempre suena diferente.
Quiero recordarte ese libro que te garchó el peor/mejor verano de tu vida, cuando las paredes gritaban, el techo gritaba, la soledad gritaba. Y la historia (LA historia) no sólo permanecía en silencio, sino que te escuchaba. Leer es eso: Que te dejen desahogarte… y después te garchen. Bien garchado.
Alguno de los protagonistas de It, atrapado en su eterno ciclo, a veces, sueña con un desconocido de cara triste, que está en la plaza de un banco, suspirando, con ganas de morder, de romper, de contagiar.
Supiste ser inspirador.
Quiero recordarte a tus superhéroes, a los de verdad, los dementes, los que se ponen un traje ridículo, los que reparten golpes porque tienen ganas de llorar, los que tienen venganzas poco prácticas, porque la justicia es una excusa, lo importante es el juego, el mito, la noche.
Ninguno de ellos lo hizo por vos. Nadie, nunca, hizo nada exclusivamente por y para vos.
Quiero que te sientas mal, un rato.
Y que después seas épico.
Estoy cansado de tener lectores… Preciso referencias.

*experimento sensorial*

LO IMPORTANTE NO ES CUÁNTOS IDIOMAS SABES HABLAR, SINO CUÁNTOS IDIOMAS SOS CAPAZ DE COMPRENDER



Primitivo, ocupando su asiento y el del tipo de al lado, con soberbia, gigante: un gorila albino, de movimientos toscos, mirada abusiva, inimputable.
Primitivo: tele, culo, carne.
Carne ahora, que el diente, filoso, en el pináculo de su letalidad, pronto, contradictoriamente, caerá, en una batalla poco épica, quizás por un accidente nada violento con un cepillo.
(desgastado, sucio, choto)
Primitivo, mirada lagañosa, acuosa, un poco desteñida. Sin continuidad, dejá vù:
PRIMER ACTO-DORMIR LA SIESTA-SEGUNDO ACTO-FIN
Una mala estructura: una buena historia no puede terminar con un personaje que apaga la luz.
(el climax supo ser importante cuando no pensabas en él. Ahora agoniza, muerto de aburrimiento, cargado de drogas vencidas)
Primitivo: sabe de los técnicos que permiten que la obra se siga llevando a cabo… Pero no es un conocimiento real. Es un asimilar vacuo: es una información que entra, que no se procesa.
Intuye las butacas, pero nunca mira hacia ese lado. Es un miedo instintivo; un latido de supervivencia que recuerda que cada una de nuestras partículas están vivas. Son individuo. Son parte de un todo. Un todo que es individuo. Dentro de un todo.
Un ejercicio simple, nada jugado.
(¿pensaste de dónde viene? ¿pensaste a dónde va?)
Por tanto, el público es ignorado: no se lo saluda, no se le da una revelación.
“¿Hay espectadores realmente?”. Pregunta de otro vida.
Primitivo, sin edad. ¿Para qué contar si lo de atrás ya no está?
Tele. Culo. Carne.
Suspiro monótono: esa mujer-hembra de esa raza que ya resulta indiferente, con la que no puede existir (JAMÁS) ningún tipo de empatía, nunca va a mostrarle su cara secreta.
Todos los seres tienen una cara secreta: la que se hace cuando se descubre el dolor del placer. O el placer del dolor.
(a veces da igual)
Primitivo, ocupando su asiento y el del tipo de al lado. Es la cola de un banco, un colectivo, una sala de espera en el hospital más decadente de todos.
No importa: pronto llegará la siesta. Otra. O no.
Tampoco importa.
[INTERLUDIO
-Entonces, Oh, Gran Sabio, ¿ésta es una historia con moraleja?
-Por supuesto.
-…
-…
-No entiendo…
-El equilibrio no existe.
Un chico se topa por vez primera con un libro que le genera sincero interés. O con un cómic. O con un disco.
–cosquilleo en el estómago, en las bolas, en la punta de la verga-
Luego, empieza a crecer]
Primitivo.
Tele, culo, carne.
La tele va a seguir ahí.
Primitivo, ocupando su asiento y el del tipo de al lado.
(miro hacia el lado prohibido, miro la cámara)
El tipo de al lado soy yo.
En todos los sentidos en que lo puedas interpretar.
Primitivo.
(el telón se atascó. Son todas las tardes que no volverán)

Mejor Amigo (despertares)

18 jun. 2011

LO QUE BUSCÁBAMOS CUANDO MIRÁBAMOS AL CIELO



Una noche que no significó nada, entre cenizas frías, que nunca encendieron, que en realidad tuvieron fiebre, que soñaron con ser llamas, alguna vez, en el patio de alguno de los dos, cuando mirábamos el cielo, cuando imaginábamos una vida en donde no era importante tener un mejor amigo.
Era importante el extraterrestre, que capaz estaba espiando, que capaz era de verdad; que capaz el Mundo es un lugar misterioso.
Que el misterio es Todo.
Que hoy está todo dicho, que si te digo que hay un monstruo bajo mi cama vas a darme un abrazo, porque sigo siendo el mismo, pero que mejor que vaya creciendo, que estás tan confundido como yo.
Igual.
Te metes las manos en los bolsillos. Ganaste algo, sí, porque yo pongo el amuleto adelante y trato de ganar la guerra con bombitas de agua.
Piedras, palo.
Una vez gritamos.
Explotó.
Vos guardas el as bajo la manga. Buen truco.
Ahora se cerró la posibilidad de destruir: ahora rasguñamos los vidrios, pero ya no más. Tuvimos la chance y lo dejamos pasar, nos quedamos de este lado. Y pensar que estaba tan convencido… Y vos casi te animabas.
Si yo lo hubiera hecho seguro estarías conmigo.
La cobardía condena, nos da realidad, nos da luz, día, rutina, despertar.
Despertares.
Amanecimos sin tóxicos en las venas, sin humo en el cerebro, sin niebla en las ideas. A veces nos miramos sin piedad y pude ver tus errores por venir… Seguro que viste los míos.
¿Fue tan predecible todo éste presente?
Caímos en ocasos y dolió perder realidad… Fue lo mejor que pudo pasar, porque significó algo, porque se rompió, porque se re-significó. Porque lo extraño.
Una noche.
Una noche que no significó nada.
Es el momento del cero, de lo vacío, de vos sin yo, de mi sin vos.
¿Y mañana?
Mañana llega igual.
¿De que vamos a hablar? Algunas veces hay razones para aceptar, para esperar, para buscar, para ilusionar…
Algo va a pasar.
Somos el Extraterrestre.
Finalmente pasó.

Preocupado

17 jun. 2011

SON TODOS VERGAS FLOJAS


Matamos cucarachas, solos, conjugando mal los verbos y me acuerdo que no me acuerdo de nada que te haga especial, porque nos cruzamos una vez, demasiados vivos, y ahora tenemos el culo un poco roto, la sonrisa más fuerte, las ganas llorando.
Y casi me hubiera gustado estar ahí, en ese momento, cuando te quebraste, para verme, para entender algo, para preocuparme, para decirte, temblando, que estés bien, que no pasa nada.
Casi hoy seríamos menos desconocidos y llevarnos bien no sería tan triste.
Hay cosas que demuestran que hay cosas que no somos.
Lo que es, es. El resto es ser.
Cuantas melodías horribles, destinadas a ser trozos borrosos, pedazos de alguna tarde.
Estuvo bien planificado, el Mundo tiene un buen sonidista.
Ahora quizás que ya no sepamos uno del otro… hasta que alguno sea aplastado.
De esas cosas te enterás siempre.
Y a todos, tarde o temprano, nos aplastan.
Como a cucarachas.

***

Alguien está viviendo en el capítulo que viene, y yo sigo preocupado, porque se me hizo mierda el nudo narrativo, porque la estructura dramática se partió al medio, porque el héroe no era yo, porque ni siquiera tengo un villano que valga la pena: son todos vergas flojas.
Alguien está viviendo en el capitulo que viene y debe sentir tanto dolor como el que se quedó en el capítulo de atrás, confundido, explorando los rincones, escondido en el margen, repitiendo renglones: una parte tuya dejó de escribir.
Muy de a poco nos hacemos lectores.
Alguien está viviendo en el capítulo que viene y me mira. Yo miro el libro, siempre miro el libro; me adivino entre las sombras, un poco triste, reflejando el futuro pasado, que siempre aniquilará el presente, siempre tortuoso, desprolijo, mal tipeado, dudoso.
Muy de a poco nos hacemos críticos.
Después, un día, dejamos una historia inconclusa, un personaje sin resolver, un desenlace que es un prólogo.
Alguien está viviendo en el capítulo que viene: le poné ocho estrellas.
Yo le pongo tres.
Dicen que con el tiempo te ponés optimista.


FractaL

15 jun. 2011

CUALQUIERA
(y todos)



I (sacar cuentas)

“No sé, estoy enamorada…”
Hay gente que hace amigos en el trabajo,
Que parece que no se siente mal,
Que puede concentrarse.
Hay un viernes,
Todos bailan,
Quisiera hablar con patadas.

II (la bufanda más cara de la historia)

Un vendedor ambulante hace trampa,
Un tipo viejo abraza a un desconocido:
“Disculpá… Te confundí con…”
Nadie termina su línea.
Nadie llega al tercer acto.
Hay un ciclo,
El telón es para siempre.

III (línea A)

Bajo tierra todos son criminales,
Cualquiera podría gritar.
“¿Me escuchás? Mirá… Me quedé sin trabajo”
Cualquiera podría ser un héroe.
Esperan algo,
La señal,
Las miradas.

IV (mochila/maletín)

Seres paranoicos que conspiran,
Escaleras/Portal.
Hay una bomba,
Intercambio:
suben,
bajan,
El Mundo cobra vida.

V (una voz)

Una casa y un bar,
Sincronizados.
“Una cerveza fría”
Una cerveza fría.
Descripción;
Acción;
Nadie puede encajar.

VI (dos)

“Ella no me interesa”
“Son 22, 50”
“¿Qué está haciendo?”
“¿Sabés qué? Me alegro…”

VII (…)

“…”

VIII (sacar cuentas 2)

Uno de ellos cierra los ojos,
Llorá.
Está feliz.
Hay un viernes,
Dos caminos.
Tres caminos.
MIL CAMINOS.


Galaxia-Memoria

8 jun. 2011

ANILLO DE ASTEROIDES



BIG BANG- Primero fue la palabra, luego el agujero negro.

***

I (Monoteísta)

Soplás y el aire pasa entre los dientes,
¿Existe el Universo?
Es un lugar azul
(es caída)
Un agente secreto.
Un doble agente secreto,
Bueno para el romance
(tonto)
Un tipo chiflado al que le gusta hablar.
¿Viste toda tu vida en un minuto?
Casi.
Muerte.
Dejar los asuntos inconclusos.
Nunca cerrar.
Para cerrar están los vivos:
Vivir es encontrarle sentido a los muertos.
Los muertos son estrellas.
Galaxia-Memoria.

II (Proporciones y Desiertos Futuros)

Luz y Sol
Estallidos de calor
Llamas y Música
Animales en plena Fiesta
(ellos no hablan)
Representación:
Tenés que golpear la puerta correcta.
La puerta secreta
La puerta siniestra
Tenés que golpear;
Soldados al amanecer.

Caliente/quema
Escudos de bronce
Sólo somos una epidemia
Sólo somos más
Solo.

(todo lo malo se va)

III (A veces parece que llorás)

Si los planetas se crearan con notas musicales “Hola” sonaría mejor y Plutón no quedaría tan lejos.

***

BIG BANG- El Universo Existe. Son dos pasos.