Esquina- Universo

14 sept. 2010

 [A + B = me chupás C]


Podrías detenerte en una esquina y observar a los individuos pasar…
Podrías intentar comprender lo que pasa con ellos…
Podrías quedarte en esa esquina por semanas…
Podrías poner toda tu capacidad en ello…
Y no sería suficiente.
En cada fragmento se dibuja el todo.
(Fractales)
Cada ser disparando su línea energética… Colisiones-conciencias-espectadores-protagonistas.
Podrías intentar establecer un orden… Podrías intentar ver la película que se está proyectando… Podrías intentar buscar la conexión entre esa patente capicúa, ese hombre de traje que no deja de estornudar, ese perro con collar y sin dueño, ese vagabundo que profetiza el Fin del Mundo, ese chico con un dibujo de un conejo en la remera y esa mujer con tan buen culo… Podrías.
Pero el conductor del auto de la patente capicúa, el hombre formal e hiper alérgico, el perro perdido, el vagabundo con aires de Nostradamus, el chico- conejo y la mujer con el culo más apetecible de la ciudad pueden estar buscando lo mismo que vos…
Caerías de tu posición de Dios y chocarías estrepitosamente contra el suelo, para romperte todos los huesos y astillarte los órganos internos… Sí, la vulnerabilidad del personaje.
(Predestinación- Libre Albedrío)
La frustrante dualidad es una doble penetración que agota, duele y no deja mayor satisfacción… Un polvo nunca será más que una buena paja si no se busca la ruta secreta que otorga brillo a cada eventualidad… Y la ruta secreta no está en las posibilidad terciaria, es decir C, que surge de A y B. La respuesta que se desprende de la confrontación (desprendimiento que fascina a gran parte de teóricos y filósofos de cartón que pasan horas y horas auto succionándose la pija) es un buen comienzo, pero dejarse engañar por esa mierda es peligroso… El facilismo de esa práctica es patético, más cuando se sugiere como meta y no como escalón. Es el equivalente a saltar la legalidad y conseguir marihuana. No es una rebelión verdadera, joder… La alternativa es llegar a C sin hacer sustracciones, adiciones, multiplicaciones o divisiones entre A y B. Llegar a C por A y B, que son las drogas establecidas, es llegar a la Iluminación que todos programaron: te declaraste terrorista y le pediste armas al Estado. Te vendieron chocolates, ¿qué pretendías? Defender tu posición con chocolates puede ser rico y hasta es posible que te haga ver bien… ¡Hasta podrías conseguir una buena chica si mantenés con esmero tu pose de héroe romántico!
Pero la horrible realidad es que los chocolates no derriban barreras y a la larga te vas a volver adicto y vas a dejar de buscar.
Los dientes manchados, sonriendo de modo tan estúpido. Dios, qué chiquilín.
Es mejor vomitar que comer… ¿Para qué masticar y digerir?
(SIEMPRE hay algo que vomitar)
Podrías, en ese minuto parado en esa esquina, buscar rutas secretas (son subterráneas, combinaciones incluidas).
INFINITO. La eternidad no alcanzaría porque no habría un “algo” que descubrir.
Ser telescopio y estrella en esa esquina, por cada segundo, para siempre… Es así de terrible, grande y hermoso. Demasiada información circulando y nuestro puto cerebro asimilando sólo un asqueroso 10 %.
(El Infinito entrando a una casa de espejos. Infinito repetido)
Podrías reformular tu idea de ascenso. Podrías encontrar esas respuestas de índole individualista que no responden ninguna pregunta… Entonces dejarían de rastrearte: eludirías a los perros de la razón…
Podrías intentarlo, en serio.
(Elevación)
Podrías… Pero primero tendrías que poder sacarte a esa mina de culo perfecto de la cabeza.
Imposible.
Sencillamente.

[EMBOTELLAMIENTO]

7 sept. 2010

[EMBOTELLAMIENTO]
-Cervezas y Vehículos-


[La inspiración se va; la cerveza perdura. La sonrisa fácil se va; la cerveza perdura. La empatía automática se va; la cerveza perdura. Bloqueo, resaca, encierro... Y aún la cerveza perdura. Bukowski se rie, tranquilo: él ya escribió poemas al respecto. Jamás le preguntaría algo a Bukowski, pero el me dio muchas respuestas. Nos llevamos mal. Bukowski pasa; la cerveza perdura. Las palabras de Bukowski también perduran... Pero la cerveza es la esencia de cada sílaba. ¿Y por qué escribís? Para poder volver a llenar las botellas, que son lo único que se acumula.]

 ***

TEMPERLEY




[Siempre que fui a Temperley llovió. No sé si yo llevo la lluvia o si es el modo de Temperley de decirme que no le gusto. En todo caso, a mi tampoco me gusta Temperley… Es decir: sus calles son estilizadas, hay mucho verde, parece un lugar de buenas historias, de locos sonrientes… Allí, incluso, vive una muy buena amiga… Pero así y todo Temperley no es para mi. Para decirlo simple: Temperley es un triángulo, yo vengo de la tierra de los círculos.
Sólo nos une el agua, las gotas que se estrellan en el piso, la humedad… Eso es algo que logramos juntos. Un vínculo fuerte. Es tan íntimo que ahora, sentado en un lugar soleado, lejos de Temperley, pienso que Temperley y yo deberíamos llevarnos bien… No sólo bien. MUY bien.
Pero eso no va a pasar… Supongo que a Temperley y a mi también nos une el orgullo.
La lluvia me pone triste, pero me gusta. ¿La lluvia pondrá triste a Temperley? ¿La lluvia le gustará a Temperley?
Algún día me llevará a ese lugar la convicción y no la casualidad. Ese día Temperley va a enseñarme cómo llover y yo voy a enseñarle cómo sangrar.
En un lugar del mundo ya no caerá agua del cielo… En algún lugar del Mundo un escritor dejará de llenar y llenar hojas de pensamientos afiebrados.]

VENTANAS

 

[Otra vez me distraje en el colectivo. Otra vez las ventanas:
la fascinación, el terror. Tantas casas… No puedo evitar pensar en las personas
que están del otro lado… En las personas que estuvieron del otro lado…
¿Quién amo dentro de esa casa? ¿Fue amor intenso?
¿Quién murió dentro de esa casa? ¿Hubo agonía en esa muerte?
¿Qué películas se miraron en ese hogar? ¿Qué discos sonaron?
¿Qué buscaron aquellas personas? ¿Pensaron que el Mundo
dejaría de girar cuando ya no estuvieran?
¿Habrán podido prever que alguien las imaginaría cuando ya
no estuvieran?
Una casa tras otra…
Muchos historias desconocidas, sobre gente desconocida.
Somos muchos. Y el viaje en colectivo es largo.
¿Quién, desde su ventana, en la soledad de alguna habitación,
estará viendo pasar este colectivo? ¿Qué pensará esa persona sobre los que estamos viajando?
¿Podrá intuirme? ¿Podrá adivinar algo de mí?
Lo dudo.
Una casa tras otra…
 

¿Alguien fue libre detrás de esas paredes? ¿Alguien se rió
de toda esta mierda mientras empinaba una cerveza?
En alguna de esas casas, alguien, alguna vez, pensó que
tarde o temprano las cosas cambiarían. Esa persona ya no está. El cemento, las paredes, las puertas… Las ventanas. Todo eso Sí está.
Todavía hay mucho por recorrer y el colectivo avanza impune,
con frialdad.
Una tumba tras otra.]

"HOLA"


[A veces tengo la certeza de que ya no podré sentir empatía por nadie. Veo a desconocidos ir y venir, como en una peli que sólo podría disfrutar alguien con un refinado sentido del humor. Y yo no soy refinado y no suelo reirme a menudo... Sin embargo siempre aparace una persona que por alguna razón me resulta interesante. Y tengo ganas de hablar y de saber, de interrogar... Incluso me imagino charlas, situaciones, cerveza de por medio... Me pregunto si seguiré viendo a esa persona por años o si dejaré de prestarle atención en días. En lo que a mi respecta, las relaciones humanas son extrañas. Muy extrañas.]

 

ESTACIÓN CERO



[Y un día que no me acuerdo me afeité, me vestí de traje, me peiné... Cambié las zapatillas por zapatos, la remera de Nirvana por una camisa ajustada en sincronía con corbata. Me senté en una esquina y esperé, tranquilo, a que llegara la muerte. Me hizo esperar, me dio razones para dudar... Cuando dudo me entra el miedo; cuando me entra el miedo me pongo paranoico; cuando estoy paranoico soy violento... La muerte llegó, se disculpó. Me dijo que me veía bien. Antes de que dijera otra cosa, la maté.
Ahora soy libre, sin traje y sin remera de Nirvana.
Muerte, chupala]

 HORIZONTE



 [Resulta que un día me fui. Algunos dijeron que era por cobarde, otros dijeron que estaba loco. Unos pocos aseguraron que yo sabía lo que hacía. Lo cierto, muy cierto, es que me fui. Creo que muchos todavía me esperan. Hay gente que piensa que sólo existen las vacaciones, que uno, tarde o temprano vuelve... Hay gente que no sabe que también se puede viajar permanentemente. Y a veces me siento solo... Pero me tienta el horizonte, la luna y las historias que se cuentan sobre las tierras que me esperan.]


INDIVIDUALISMO 



[Un colectivero, un carnicero, un policía, un empleado bancario, un kiosquero, un vendedor de frutas, el que cambia dólares por pesos en la calle Florida, el tipo de la tele, el que escribe el diario, tu novia, vos, yo…
Estamos, todos, jugando el mismo juego.
Y tenés que soportar a un grupo de infelices diciendo que el pueblo debería estar más unido.
¿Te parece que el pueblo no está unido? Aceptamos algo inaceptable y nos miramos a los ojos, porque ya nos olvidamos qué tan grande era la mentira. Estamos juntos, muy unidos, intercambiando billetes, compartiendo expectativas de un futuro, recordando sueños de la infancia en un bar, orgullosos por haber soñado alguna vez.
Cada uno es funcional desde su lugar, cada uno de nosotros le es imprescindible al otro… Necesitamos llenar cada espacio, comprender el engranaje. El sistema funciona bien.
¿Cómo pueden decir que el sistema funciona mal? ¡Esto es lo que quiere el sistema! No se preocupen por él. Va a caer tarde o temprano, por su propio peso. La clave está en las personas.
Estamos demasiado unidos.]

***

[La semana pasada disfruté de la lluvia pero me ofuscaba al ver a la gente con el rostro cansado, gris, víctima de la monotonía. Hoy salió el sol. Mientras me acostumbro puedo ver que la gente sigue igual de mal. Confirmado: lo que nos arruina la vida no está en el clima.]

 *** 

 

EL EVANGELIO DEL CONEJO: "Hay personas que son el equivalente a comprar un huevo Kinder y que te salga un rompecabezas... Una mierda."